La radiofrecuencia es una técnica en la que se utiliza un aparato que produce ondas electromagnéticas de alta frecuencia (superiores a 1 Mhz), las cuales penetran la piel a diferentes niveles y generan calor desde el interior.

Todo ello hace que funcione como un estímulo para la renovación celular y para aumentar la producción de colágeno, uno de los componentes principales de todos los tejidos del cuerpo humano, responsable de la elasticidad y firmeza de la piel

Su efecto principal es originar un incremento de temperatura en la dermis. En concreto buscamos alcanzar temperaturas entre 40ºC y 45ºC, pero nunca superar los 50ºC ya que se necrosaría la piel.

 

radiofrecuencia-bipolar-facial

 

Entre el rango de temperaturas que van de 40ºC a 45ºC provocamos en la dermis que se generen las “Heat Shock Proteins”. Dichas proteínas compactan inmediatamente las fibras de colágeno y elastina, por lo que provocan un efecto “lifting” inmediato en la piel.

 

Los resultados

La aplicación de radiofrecuencia en tratamientos faciales ofrece innumerables resultados en el tejido

  • Piel más tersa y turgente.
  • Aspecto más lozano y revitalizado desde la primera aplicación.
  • Rejuvenece y tonifica los tejidos profundos debido al efecto vasodilatador que favorece el aporte de nutrientes y oxígeno.
  • Estimula la colagenogénesis generando un efecto lifting.
  • Hidrata la piel.
  • Suaviza el surco nasogeniano.
  • Reduce la papada.
  • Redefine el óvalo facial.
  • Mejora la textura y elasticidad de la piel.
  • Minimiza arrugas y líneas de expresión.
  • Reduce bolsas y ojeras.
  • Da luminosidad y suavidad a la piel.

 

Los resultados son visibles desde la primera sesión, aunque cuando se aplica un tratamiento con radiofrecuencia bipolar observamos una piel tersa y una reducción de flacidez y arrugas, ya que se tensa la piel de forma progresiva desde el primer mes. El efecto final es a partir de los tres meses, que es el tiempo necesario para que los fibroblastos creen colágeno nuevo en la zona tratada. Los resultados suelen durar uno o dos años.

 

radiofrecuencia-medicina-estetica-

 

Duración y frecuencia entre sesiones:

La duración de una sesión es de unos 30 minutos y se puede realizar una sesión por semana. Las sesiones recomendadas varían entre 4 a 8,con un intervalo de entre 8 y 10 días entre cada una de ellas.

  • No requieres de ningún cuidado en específico, pero es recomendable no exponerse a fuentes de calor (sauna o ejercicio, por ejemplo) ni a la luz solar el día de tu sesión.
  • Evita aplicarte cualquier tipo de crema, es preferible utilizar protector solar.
  • Beber agua con generosidad, más de 2 litros al día.
  • Aplicar protector solar sobre la zona tratada en caso de salir de casa.
  • Utilizar cremas humectantes con regularidad.
  • Consumir alimentos ricos en ácido hialurónico.